Identidad e historia

Nuestro Centro

El Colegio de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús de Madrid (Martínez Campos), pertenece a la Fundación Educativa ACI, formada por un total de 15 colegios repartidos por toda la geografía española. 

(En sentido de las agujas del reloj) A CoruñaSantanderBilbaoPamplonaBarcelonaValenciaBenirredráAlcoy,CádizJerezEl Puerto de Santa MaríaCórdobaSalamancaMadrid-Entrevías y Madrid-Martínez Campos

 

Colegios de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús en España

 

La Fundación

La “FUNDACION EDUCATIVA ACI” se constituye el 20 de diciembre de 2012 y en septiembre de 2013 entran a formar parte de ella los colegios.Es una obra apostólica de la Congregación de Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús en España. Con ella se ha creado un nuevo cauce para seguir promoviendo la educación evangelizadora según la tradición de la Congregación, en continuidad con la labor que se ha venido desarrollando a lo largo de más de un siglo.Se ha constituido como Fundación canónica erigida por la Conferencia Episcopal Española y la Congregación, como Entidad Fundadora, es responsable de expresar, garantizar y dar continuidad a los principios que definen el tipo de educación que se expresa en el Carácter Propio.

Carta Fundacional

 

El logotipo está diseñado para dar a conocer el aspecto humano de la fundación, las personas. Para ello se ha utilizado unas manos abiertas como símbolo de humanidad, acercamiento, unión...valores que debemos entregar a los demás. El concepto de colegio está integrado en un círculo sin cerrar, abierto para que entren y salgan las personas y con ello los valores que queremos manifestar. Expresa en su diseño lo cercano y lo sencillo al mismo tiempo que la hermandad y unidad humana recordándonos una frase muy conocida de Santa Rafaela Mª: “Todos unidos en todo como los dedos de la mano y un corazón universal”.

 

Fundadoras

Estatua de Santa Rafaela María en el Vaticano

 

 

En 1.877 Santa Rafaela María y su Hermana Pilar fundaron la Congregación de Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús. Las Fundadoras y primeras compañeras, contemplando las necesidades de la sociedad y la Iglesia del tiempo en que vivían, intuyeron que la educación evangelizadora era una respuesta válida a las mismas. (Carta Fundacional).Santa Rafaela María concebía la educación como un proceso de nueva creación en la que el educador colabora para que cada alumno y alumna descubra el proyecto de Dios en su vida, y le acompaña en su realización personal. Consideraba esencial “educar desde el corazón” porque la persona que se siente querida y valorada, es capaz de poner en juego todas sus capacidades y potencialidades; y reconoce a cada una como única creyendo siempre en su capacidad de superación personal.